Cada etapa requiere una atención especial.
De los 2 a los 18 años, cuatro etapas y un mismo camino.

El objetivo de OLABIDE Ikastola es contribuir a que cada niña y niño desarrolle su mejor versión, en este camino de aprendizaje de 2 a 18 años que realizaremos juntos y juntas.

Porque en Olabide todas las etapas son un continuum, un recorrido flexible, amable y con la atención específica que cada etapa requiere. Contamos con un servicio constante de apoyo pedagógico para: Acompañar al alumnado en este viaje. Solucionar dificultades de aprendizaje, personales o de integración. Gestionar una buena orientación escolar, vocacional, personal y familiar. Y colaborar en la mejora continua de nuestro Proyecto Educativo.

Siendo el alumnado el protagonista de este proceso y convirtiéndonos a maisus y andereños en sus compañeros y compañeras de viaje; viaje que desde Educación Infantil pasará por Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y finalizará en Bachiller.

Infantil

Aprenden a relacionarse consigo mismos/as y con las personas que les rodean, siempre por medio del respeto, el juego no competitivo y el trabajo cooperativo.

1

Ser protagonista

La niña y el niño son los protagonistas, desde la confianza les aceptamos y respetamos como son, desde las fortalezas que cada uno y una tienen, ayudandoles en la construcción del camino que les lleve a alcanzar sus sueños.

2

Aprender haciendo

Desde la curiosidad, explorando su entorno a través de los sentidos, aprenden haciendo y construyen su SER por como lo hacen

3

Comunicarse con su mundo

Los niños no son sujetos pasivos que solo escuchan, es clave que aprendan a hablar y a expresarse, despertando su oralidad.

Educación Infantil

Aceptando a la niña y el niño desde lo que ES, lo que tiene, lo que sabe y como hace, respetando sus ritmos, personalizando la construcción de su camino de aprendizaje, desde la construcción del vínculo afectivo seguro, la confianza básica, en la que cimentaremos el desarrollo de las relaciones, para poder explorar el entorno desde la curiosidad y desarrollarnos cognitivamente, respetando las fortalezas de cada uno desde el trabajo cooperativo.